• Annchen Doherty

    Hola. Me llamo Annchen Doherty. Soy coach  de inglés y vivo en la bonita ciudad de Granada, en España. Desde mi base, aquí ayudo a nativos profesionales españoles y de todo el mundo a transformar su comunicación en inglés para lograr el éxito profesional en empresas internacionales

     

Mi viaje por los idiomas y qué he aprendido

Mi fascinación por los idiomas tiene sus raíces en mi infancia y en estar inmersa en diversos idiomas

Nací en Sudáfrica, rodeada por idiomas diferentes. Aunque los antepasados de mis padres vinieron de Irlanda y los Países Bajos, nuestra lengua materna era el inglés.

Empecé la escuela aprendiendo el afrikáans, un idioma derivado del neerlandés. Añadí el alemán en la escuela secundaria y cuando fui a la universidad, aprendí también el isixhosa, un idioma que forma parte de la familia lingüística Nguni. Al finalizar mi carrera universitaria, ¡el francés era mi nueva pasión!

Y fue cuando empecé a aprender francés cuando comencé a reflexionar sobre las dos maneras de aprender un idioma.

Por un lado, aprendiendo francés y alemán con el sistema tradicional de aprendizaje y sin posibilidades de practicarlos porque no eran idiomas autóctonos de Sudáfrica.
Por otro lado, aunque el sistema tradicional de aprendizaje era lo mismo para el afrikáans y el isixhosa, podía escuchar y practicarlos a diario.


O sea, la inmersión en un idioma es vital. Esa revelación ha sido clave. Ha impactado en la manera en la que aprendo y enseño idiomas.

La base de mi método:

Durante las sesiones, uno de los ejes centrales es explorar y encontrar las maneras en que tú puedes incrementar tu inmersión en inglés para complementar y fortalecer el aprendizaje conmigo.

Trabajar y estudiar en un idioma que no era el mío...

Al terminar la escuela, me licencié en inglés y ciencias políticas y trabajé tres años como portavoz nacional de un partido político, el Partido Democrático (ahora el Democratic Alliance).

Pero no podía quedarme quieta. Mi curiosidad por viajar y descubrir más países y idiomas me empujó a viajar a Inglaterra y después a España.

Mi estancia en España me dio dos oportunidades.
La primera, aplicar en profundidad mi convicción de cómo aprender un idioma a través de la inmersión. Me apunté a una escuela de idiomas durante tres meses para aprender los elementos básicos del español y después me sumergí en el español: haciendo intercambios, leyendo periódicos, mirando la televisión, saliendo con amigos…hasta que conocí a Jordi y empecé a formar parte de su familia.

La segunda oportunidad fue la experiencia de trabajar y estudiar inmersa en el español.

Durante diez años trabajé en los departamentos de comunicación en empresas y ONGs internacionales.

Y, entre tanto, porque quería trabajar con las ONG, hice un Máster de Acción Solidaria Internacional de la Universidad Carlos III en Madrid.

Así llegue a entender en carne y hueso lo que significa trabajar y estudiar en un idioma que no era el mío.

A parte de la teoría:

El material del coaching que utilizo no es únicamente teórico. Se inspira de mi propia experiencia práctica trabajando en español durante diez años.

La pronunciación como eje vital de la comunicación interpersonal

La tercera lección vino con mi aprendizaje del árabe

Mi interés por el Oriente Medio, me animo a empezar clases de árabe clásico (fusha).

Mi primer profesor se llamaba Ahmed, originario de Siria. Me enseño la importancia vital de la pronunciación. Aprendí como la incorrecta pronunciación de un sonido puede llevar, en el mejor de los casos, a la confusión, y en el peor, a la falta de entendimiento por parte del oyente.

Por ejemplo, explicar algo en inglés sin pronunciar el sonido ED al final puede llevar al oyente a pensar que estás hablando en el presente cuando estabas contando una experiencia en el pasado.

O decir LEAVE cuando querrías decir LIVE porque utilizas la vocal incorrecta, causando una falta de entendimiento. Cuando más tarde pasé cinco años viviendo y trabajando en Siria, Palestina, Omán y Marruecos tuve incontables oportunidades de notar como mi pronunciación de un sonido que no tenía en mi rango de sonidos, me impedía hacerme entender.

Y por eso, la pronunciación forma parte fundamental de mi enseñanza.

La importancia de pronunciar correctamente

Como los sistemas de enseñanza tradicionales de idiomas no prestan atención a la pronunciación, mis clientes tienen problemas para comunicarse.
Mi vocación es ayudarte a derribar esa barrera, trabajando todos los elementos fundamentales de la pronunciación.

La manera más rápida y eficaz de aprender un idioma es...

La última lección también vino con mi aprendizaje del árabe. Era la constatación del poder del profesor particular.

Como el árabe era tan diferente de los otros idiomas que había aprendido, decidí recibir clases particulares…y los resultados fueron sorprendentes.

Porque el profesor podía enfocarse en mis problemas específicos, ofreciéndome consejo sobre cómo conseguir un sonido en particular o avisarme de un error que repetía con frecuencia.

Porque cada uno de nosotros es diferente. Hemos tenido experiencias diferentes con los idiomas. Aprendimos de maneras diferentes. Y por eso, la forma más eficaz y rápida de aprender un idioma es con un coach personal. Alguien que te diseña una formación específica para tu nivel y te acompaña para ayudarte a obtener tus objetivos profesionales y personales.

Las ganas de aprender

Si tienes la motivación para transformar tu comunicación en inglés, empezamos ya a desarrollar una formación basada en tus objetivos.

Aparte de aprender y enseñar idiomas, me gusta...

Practicar yoga (mi otra pasión),
la justicia social,
nadar en el mar,
el senderismo, viajar,
conocer otras culturas, aprender diferentes maneras de ver el mundo
y la lectura.

Scroll al inicio